Chalchihuapan, ¿una crisis casual o causal?

“El 95 % de las situaciones de crisis son generadas o provocadas”

J. Quesada

 

“El presente análisis deja de lado el desafortunado fallecimiento del infante José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo.  Más allá de lo sucedido con el niño y del problema per se, el caso Chalchihuapan puede observarse desde el punto de vista de la estrategia política”

 

Si analizamos la teoría del juego desde el punto de vista de Lewellen, podemos entender que la política – como el refiere – es un juego competitivo.

 

Ahora bien

 En toda competencia deben de existir códigos, reglas, acuerdos o valores entendidos, de lo contrario se caería en una simple y vulgar pelea política que invariablemente termina siempre con acciones improvisadas, movimientos agresivos y declaraciones impulsivas que generalmente menosprecian la capacidad cognitiva del ciudadano.

 Todas las luchas políticas son motivadas por conflictos de poder, status y ego, las cuales pueden desencadenar en crisis.

140722-politicarium-01

 Si analizamos el caso #Chalchihuapan desde la óptica de la teoría del juego podemos entender que la “sana competición” se transformó en una vulgar pelea política.

 Y es que, en la teoría del juego existen premios, (leámoslo como la elección 2015-2018) lo cual hace altamente rentable para los participantes luchar en el estado de Puebla.

 Así pues, podemos entender que en el tablero #CrisisChalchihuapan, existen diversas fichas puestas y dispuestas para atacar y ser movidas.

Jugadores:

 En primer lugar tenemos a la comunidad política, la cual participa activamente en la vida diaria, y “entiende” el juego de la política, esta especie debería formar parte del polo más civilizado y entrenado (teóricamente) para generar estrategia y táctica. (Pensemos que en nuestro tablero esta es la oposición PRI-PVEM)

 En segundo lugar, se encuentran los sectores marginados, reprimidos y las minorías, las cuales son más susceptibles a la manipulación y juegan bajo la lógica de ser discriminadas y apartadas con el objetivo de poder conseguir el premio deseado. (Pensemos en los ciudadanos de Chalchihuapan)

Por último vienen los referentes, figuras que deben poseer características económicas, de liderazgo, ser carismáticas o intelectuales, con el fin de tener un amplio espacio en los diseños publicitarios que se darán en las acciones de difusión de mensajes. ( Pensemos en los líderes de información, personajes públicos, políticos)

Con estos personajes en nuestro tablero podemos comenzar a analizar el caso Chalchihuapan, y es que una vez identificados -la competencia tiene sentido y la declaración pública de fuerza se hace evidente- .

 Estamos pues, en el juego de la política…

 

Juego que encuentra su máxima expresión, y donde el poder por el poder se hace evidente, las emociones, sentimientos y sensaciones se presentan en una dosis alta para los espectadores, los cuales se manifiestan en ideas, acciones o movilizaciones, pero sobre todo en percepciones.

 

El juego ahora, tiene sentido.

 Veamos

 Al principio todo fue caos, el gobierno del Estado de Puebla no supo reaccionar en tiempo y forma, lo cual lo situó en un escenario de crisis, que sin duda pudo haber sido parado desde sus primeros brotes mediáticos.

 Posterior a la crisis y a las desafortunadas declaraciones de Luis Maldonado, el gobernador Moreno Valle entendió que el silencio solo funciona cuando se trata de rumores, pero ante los hechos había que actuar.

 

Protocolizó la crisis, seguramente se diseñaron fichas de riesgos, localizaron los problemas y decidieron situarse en fase 3.

 Tomando como premisa “Para ser persuasivo debo ser argumentativo”,  a partir de entonces los mensajes se homologaron, y el juego tuvo reacción.

 * Es aquí donde el cambio de estrategia debería tener su momento de jaque mate en el tablero del juego.

 Ante un ley impopular, una RESPUESTA POPULAR podría ser derogar la #LeyBala.  Y  es que sin duda humanizar y sensibilizar son los dos puntos a cubrir en las amenazas perceptuales de Moreno Valle.

 Continuando con nuestro tablero de juego, tenemos como fichas esenciales a los  primeros actores, los cuales ante los ojos de los espectadores han sido omisos, y sumisos. Pero veamos más allá ¿la oposición local tiene la habilidad para plantear un juego de crisis con estrategia desde Puebla?

 

La respuesta es no.

 Nuestro tablero apunta a una estrategia más allá de las fronteras poblanas, y es que para poder generar una manifestación en dos etapas, pagar inserciones nacionales y mover piezas políticas disidentes –  es necesario recurso e inmunidad – .

 Los ciudadanos de Chalchihuapan fueron los elegidos como los protagonistas de la manipulación en esta teoría del juego, la cual aún no marca su fin.

 

Ahora bien, para lograr estar en el cresta de la ola, se necesitan propagadores listos para posicionar los eventos y difundir en la medida de lo posible el juego. (Aquí tenemos a la diputada Roxana Luna y al movimiento los de abajo)

140722-politicarium-06

En este momento los referentes juegan un papel crucial, son los encargados de difundir la información, la cual se transformó en emociones, sensaciones y sentimientos de apoyo o de rechazo.

 Ante el vacío que evidenció el Gobierno del Estado de Puebla en cuestión de respuestas y comunicación de crisis, los primeros jugadores encontraron la debilidad, para convertirla en oportunidad.

 No así el Gobierno…

 Entonces me surgen las siguientes preguntas

 

¿ Qué grupo político tiene la suficiente estructura, fuerza y capital para mover a los personajes que figuran en el tablero #CrisisChalchihuapan?

¿ La crisis está controlada?

¿ El tablero del 2015 sufrirá cambios?

¿ Lograrán revertir el daño en cuestión de opinión pública?

140722-politicarium-08

Es aquí donde usted querido lector deberá pensar y sacar sus propias conjeturas, yo tengo las mías y con gran reserva le digo que en política y en la teoría del juego, si no das un jaque mate, sin duda el adversario irá por tus peones, caballos y alfiles, desactivará las torres, destrozará al rey y la reina quedará sin cabeza.

 

Así pues, como en todo juego que corran las apuestas

 

Chalchihuapan, una Crisis mal atendida

Captura de pantalla 2014-07-15 a la(s) 21.15.23

“En toda crisis hay oportunidades”

Ralf Dahrendorf

Todo gobierno debe de interpretar las coyunturas, momentos históricos, y malestares ciudadanos, con el fin de anticipar y tomar decisiones estratégicas.

Lo vivido el pasado 9 de Julio en el municipio de Chalchihuapan, es una muestra de la falta de pericia para convertir una crisis en oportunidad.

Veamos

La percepción de censura e intolerancia va más allá de Chalchihuapan, por lo cual, el gobierno se enfrenta a una grave crisis de credibilidad social cuando no es capaz de garantizar la seguridad de sus niños.

El gobernador Rafael Moreno Valle, ha ido perdiendo escaños en cuestión de percepción positiva desde la ya famosa #LeyBala.

Todo movimiento posterior a la polémica desencadenada con la #LeyBala debió ser evaluada y medida de manera permanente, para evitar mayores daños en la reputación del primer mandatario.

Por ejemplo, aprovechando la oportunidad de crisis – apoyándose en el diálogo y la apertura-.

Asumir la atención en cuestión de salud del niño de 13 años José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo, como un tema de estado, sin importar de donde procediera la agresión.

Finalmente: Ningún gobierno debe permitir el daño en ninguna forma de sus niños.

Sin embargo, las declaraciones han sido desafortunadas – la comunicación horizontal – ha sido incoherente, encontrada e insensible.

De entrada no existen binomios en su comunicación de crisis, no han generado el 60% del mensaje en la entrada de sus comunicados, y menos aún han demostrado a la opinión pública que tienen la razón.

Debo subrayar que lo único que han hecho “bien” es reiterar la idea en todo discurso – “Los cohetones y la agresión de los ciudadanos a los mismos manifestantes, son los culpables de la situación de José Luis Alberto Tahuatlie y los demás ciudadanos heridos”

Pero, ¿Qué sucede con no ridiculizar a la prensa en momentos de crisis? o ¿dónde quedó el vocero de crisis?

Con un nuevo mal calculado escenario, el Gobierno del Estado de Puebla, convocó a una Rueda de Prensa para documentar las agresiones de los ciudadanos a los cuerpos policiacos con “piedras de alto calibre” y mejor aún, mostraron imágenes que lo avalaba.

Aquí debo hacer varias anotaciones, esperando que entiendan el papel de un vocero de crisis en un gobierno.

¿Quién fue el asesor que decidió posicionar la marca del gobierno del estado en la Rueda de Prensa?

No sabe que ante una crisis, JAMÁS se debe de meter marca en la percepción ciudadana, o mejor aún, no sabe que todo vocero improvisado llevará el estigma de la agresión.

Los gobiernos de primer nivel, cuentan con vocerías de crisis, con el fin de asociar un evento desafortunado a un individuo ajeno al gobierno.

Alguien le dijo a Luis Maldonado que las respuestas en crisis no superan los 20-30 segundos como máximo.

En fin, que podría hacerle una larga lista de los errores cometidos en esta Crisis que atraviesa el Gobierno del Estado de Puebla.

Pero finalizaré con lo que me parece aún más lamentable.

Una prueba de la agresión de los ciudadanos a los cuerpos policiacos.

En esta imagen, le hago un breve análisis de lo que sucede a nivel Lenguaje Corporal, recuerde querido lector que #ElCuerpoNoMiente.