El saludo sumiso de los Políticos

bnr_Saludo

“El gesto posee un valor idiosincrásico que abarca movimientos de manos, y brazos espontáneos que acompañan el habla, y que pueden ser detectados en nuestra comunicación por todos nuestros espectadores.”  McNeill 1992

El saludo es uno de los gestos más representativos en la comunicación no verbal de un político, y se considera un acto regulador que indica el comienzo de la interacción.

De acuerdo a Kendon y Ferber existen 6 etapas en el saludo.

1.- Visión: La iniciación de una aproximació

2.- Saludo a Distancia: Ratificación oficial de que ha comenzado la secuencia del saludo, se genera a través de una sonrisa, levantar la mano.

3.- Inclinación de la cabeza: Es el inicio de la interacción con el interlocutor.

4.- Aproximación: Señal inequívoca que los participantes no tienen obstáculo para la conversación.

5.-Aproximación final: Zona íntima, los participantes están a menos de 30 cm. uno de otro comienza el acercamiento de las manos.

6.- Saludo: Comienza el ritual del saludo y se da de forma sumisa, colaborativa o de poder.

Evolutivamente se considera al saludo como una ceremonia de apaciguamiento para comunicar que no existe afrenta o desafío. Al mismo tiempo, al inclinar la cabeza y enseñar la palma de la mano se indica un grado de sumisión, similar al que efectúan los primates superiores.

Por medio de un saludo sumiso (cabeza ladeada, presentación de la palma) por ejemplo, un candidato tiene mayor posibilidad de comunicar apertura y disposición con sus electores.

El saludo fue registrado en Grecia y Roma como señal de diálogo y desarme, y se realizaba estrechando las muñecas de los interlocutores como gesto de no agresión.

Se tiene registro del saludo de sumisión desde el año 1800 A.C durante la festividad de Año Nuevo del monarca de Babilonia ante Marduk (deidad) el cual en señal de respeto debía dirigirse hacia la estatua y estrechar su mano como símbolo de respeto.

La conducta verbal y no verbal marcan en un saludo las diferencias de estatus (sumisión/poder/colaborativa) y el nivel de intimidad (conocidos/pareja)

El saludo es un gesto que puede hablar y delatar a cualquier político, ya que este nos informa sobre el tipo de relación que dos personas han tenido, tienen o esperan tener en el futuro.

El apretón de manos se denomina “signo de vínculo social” y refiere al conjunto de señales no verbales que empleamos para relacionarnos con otros individuos.

Por eso en política saber saludar correctamente de acuerdo al grado, jerarquía u objetivo que se tiene es fundamental para una correcta comunicación política.

Ya que durante un saludo se transmite la siguiente información

1.- Estilo – Es la actitud que nuestro interlocutor imprime ante nosotros: colaboradora, sumisa o dominante.

2.- Apariencia – El cuidado de las manos, y uñas comunica el nivel de autoestima.

3.- Duración – Nos habla del grado de emotividad.

4.- Presión – A mayor presión, más dominación sobre la persona que se saluda.

5.- Sequedad o Humedad – Estado de nerviosismo.

6.- Textura – Actividad laboral, aficiones, deportes.

Personalidad, Poder, Estatus, Liderazgo, Seguridad, Determinación son solo algunas señales y mensajes que generamos con un simple saludo.

Toda fotografía emblemática de un gobierno, o campaña viene acompañada de un saludo, de ahí la importancia de cuidar la comunicación no verbal y el mensaje a comunicar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s