Por qué no le creímos a Manuel Velasco

ManuelVelasco

“El autoengaño cumple las funciones de proteger, de crear o de  conservar una imagen determinada ante los demás.” 

J.M.Martínez 

En días pasados circuló un video donde el Gobernador Manuel Velasco sin razón alguna abofetea a Luis Humberto, un colaborador de su equipo.

Ante tal viralidad en RRSS, el equipo del Gobernador decidió generar un control de crisis siguiendo el manual de reputación.

Sin embargo, a pesar de haber ofrecido disculpas públicas a su asistente, el colectivo ha tachado de falsa o poco sincera esa disculpa.

¿Por qué?

Veamos

El tema no radica solo en pedir una disculpa, el verdadero mensaje a comunicar es “credibilidad” y esa credibilidad se percibe a través del lenguaje corporal, y la paralingüística.

Existen diversos estudios que han demostrado que los pensamientos, sentimientos y conductas son influenciados, por los movimientos del cuerpo.(Mussweiler, 2006; Strack, 1988), incluso los movimientos de la mano (Schubert, 2004), gestos (Chandler y Schwarz, 2009) y los movimientos del brazo (Foster y Strack, 1997)

El arrepentimiento, la vergüenza y la culpa tienen sus propios códigos corporales, los cuales percibimos de manera inconsciente.

En el diseño del mensaje del Gobernador Manuel Velasco nos faltó ver, la mirada caída, la contracción de los labios, o el gesto de tocarse el pecho, solo por mencionar algunos gestos corporales.

De acuerdo a la Universidad de Sopot (Polonia) el hecho de que una persona ponga su mano en el corazón, puede influir tanto en la percepción propia y ajena, así como modificar conductas.

Dentro de los diversos estudios que se realizaron, las conclusiones fueron las mismas, el gesto emblemático de la honestidad es “poner la mano sobre el propio corazón” Se comprobó que la percepción de honestidad aumentó y que el emisor también modificó su mensaje volviéndolo más creíble.

Desafortunadamente dentro de la estrategia “disculpa” sucedió lo siguiente:

1.- Un mensaje mal estructurado

“El 9 de Diciembre fue una réplica del informe que tuvimos en Huixtla, y quiero enviarle hoy aquí frente a ustedes, expresar públicamente una disculpa a Luís Humberto, reiterarle una disculpa que le pedí desde el9 de diciembre, hoy frente a ustedes reiterarle una disculpa a Luis Humberto, por el lamentable incidente accidental que pasó el 9 de diciembre en Huixtla”

No existe un patrón emocional en su mensaje verbal cuando dice “disculpa” lo cual le resta credibilidad.

2.- No mantiene un contacto visual con Luis Humberto para abrir el canal de comunicación y generar credibilidad.

3.- Mal uso del lenguaje corporal.

Una vez más queda evidenciada la importancia del lenguaje corporal en temas de percepción colectiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s