Abdicación Española ¿Una crisis controlada?

La Casa Real Española, ha aprendido el valor de comunicar y lo ha hecho muy bien ante uno de los mayores momentos de crisis vividos en esta monarquía.

Sin embargo, es evidente que los asesores ya tenían anticipada esta salida abrupta, y ante una crisis inminente, decidieron detonarla y contenerla.

140603-politicarium-01
Veamos

Toda crisis controlada , se traduce en un solo mensaje.

Los titulares de los medios de comunicación se homologaron, “Rey Juan Carlos abdica al trono de España” para dejar de lado la especulación y el desgaste innecesario.

En este sentido, los expertos en crisis y comunicación cierran y delimitan la posibilidad de otros cabezales para generar un control de daños.

Con el binomio “renovación y superación” la vocería de la @CasaReal ha emitido la abdicación del Rey Juan Carlos a través de su cuenta oficial en Twitter.

¿A alguien le sorprende que sea por esta vía?

Por supuesto que no, renovación forma parte de la estrategia a seguir de la Monarquía Española, y comenzar a apostar por las RRSS es una forma de demostrar de dónde partirá la nueva línea del aun Príncipe de Asturias.

Y es que con frases cortas y palabras sencillas el comunicado de Don Juan Carlos refería lo siguiente “ Una generación más joven, con nuevas energías, que pueda emprender reformas y hacer real el impulso de renovación y superación”

Superación que debe ser encarnada cual ópera prima, ante la peor evaluación que se tiene del Rey español. ( 7 de cada 10 españoles desaprueban su mandato) fuente El Confidencial

La monarquía y en especial el rey Juan Carlos han perdido valor de marca, y es que ante la crisis económica que vive España, un rey está de sobra.

Y todo tiene cierta lógica…

Usted querido lector que enfrenta bajos salarios, desempleo, paros y la peor crisis en la historia de la España moderna, no exigiría dejar de mantener a una monarquía por demás corrupta que en términos reales no le aporta nada al país.

En ese sentido han comenzado las convocatorias para manifestarse en el país de los indignados y los parados.

A través de las RRSS se invita al referéndum para decidir si los españoles quieren Monarquía o una República.

Todo parece indicar que a pesar de haber sido detonada la crisis, esta tendrá mayores repercusiones.

Sin duda, esta puede ser la primavera árabe de las monarquías europeas.