La Marca Madero, tan dividida como sus simpatizantes. #PAN

Toda marca política debe diseñarse con el fin de proyectar una imagen integradora y positiva ante los receptores.

 

Dualidad, sería la palabra que define la nueva identidad gráfica de Gustavo Madero…

 

Gustavo Madero representa ante la opinión pública la parte obscura, dual y cuestionable del panismo.

 

Generar divisiones visuales al momento de la ejecución, solo nos refuerza la idea de PRI-PAN.

 

Una marca política no solo debe ser construida a partir de la idea o concepto de un publicista, esta debe trascender, y permear en la conciencia de miles de panistas que aspiran un mejor partido.

 

La practicidad de los partidos para llegar al target, siempre se dará a través de los  medios visuales que fortalezcan la comunicación con el electorado, esos que deben ser escuchados previo a la construcción de cualquier narrativa visual.

 

Toda marca lleva un mensaje implícito…

 

Los colores, las líneas, los ángulos, el contexto…  todo comunica.

 

Veamos

 

A decir de los últimos escándalos de corrupción y de las encuestas de varios despachos de investigación demoscópica, Gustavo Madero simboliza, el doble discurso y la doble moral- su marca reafirma esta dualidad.

 

La construcción debió de ser en positivo, con trazos de unidad y solidez, así como con colores del PAN.

 140301-politicarium-01

El target son los panistas, esos que se sienten orgullosos de sus colores, esos que los identifican.  Podrían haber sido en cualquiera de sus tonalidades, pero al fin sus colores.

 

No en colores de base rojiza, confirmando la percepción que Gustavo Madero es el PANISTA más PRIISTA.

 

Las marcas poli cromáticas funcionan para varios gobiernos porque así cubren un amplio espectro de opciones, además de las coaliciones de las que provienen.   Pero en éste caso el target es muy específico y definido.

 

El uso de colores, textura o tipografías que contrasten, en diseño,  también se utilizan para facilitar la lectura o hacer obvias determinadas palabras o ideas contenidas en otras.  Pero aquí siguieron con los errores pues Mad – ero –  es un sufijo aplicable a cualquier Meme peyorativo.   ¿se le ocurre alguno?

 

 

 

Sin embargo, estas previsiones fueron las grandes ausentes en el diseño de la  Marca, lo cual me sorprende, ya que en general, Gustavo Madero y el PAN habían utilizado de manera empática su comunicación visual.

 

Bajo la premisa de que toda marca política debe construirse y consolidarse a partir de los valores del político, es importante recalcar que la construcción de la #MarcaMadero adolece de las herramientas de comunicación efectivas que permitan fortalecer las relaciones con los panistas que perciben que el PAN ha perdido el rumbo.

 

Toda marca incentiva, promueve y comunica las bondades de una idea, plan o proyecto.

 

Ahora querido lector, habrá que observar la gestión de la marca y esperar que ahí encuentren la redención.

 

Anuncios