MFB un político con doble discurso

Las micro expresiones forman parte de nuestro lenguaje corporal, estos gestos que duran fracciones de segundo tienen la capacidad de transmitirnos un mensaje entre líneas de lo que el interlocutor realmente piensa.

La Universidad Iberoamericana de Puebla fue el escenario perfecto para conjuntar a políticos, catedráticos, universitarios y comunicadores, con el fin de escuchar la charla “Los Retos del Estado Mexicano” impartida por el Senador Manlio Fabio Beltrones.

Más allá del mensaje de ingobernabilidad e ineficacia que quiso permear en el auditorio con críticas a los gobiernos panistas, lo verdaderamente interesante para quien esto escribe, fueron sus mensajes a nivel corporal.

Si entendemos que el 93% de nuestro mensaje recae en la fisiología y las cualidades de la voz, podemos decodificar que su presencia recaía más en un tema de egocentrismo puro que de beneficio común.

El Senador Beltrones, detuvo la respiración por fracciones de segundo de forma constante lo cual nos indica que el individuo está conflictuado entre lo que dice y lo que piensa, elemento recurrente de la mentira.

Al mismo tiempo sus músculos faciales a nivel mandíbula se encontraron tensos durante toda la conversación, lo cual nos habla nuevamente de la poca credibilidad en la emisión del mensaje.

La falsa sonrisa la cual se caracteriza por estar acompañada de: cejas arqueadas, boca cerrada, comisura de boca recta, y pliegues de mejillas descendentes, fueron las anfitrionas en esta charla.

Durante la sesión de preguntas y respuestas, el senador comenzó sus respuestas a modo de preguntas, (Tienes razón eso se podría pensar…) este tipo de respuestas evasivas nos hablan de una mentira a todas luces.

Las respuestas que contienen pronombres como “nosotros” “ustedes” nos hablan de una intención de distanciamiento psicológico con el fin de generar asertividad ante una respuesta perdida e incómoda.

Y sí, más allá del contenido del mensaje 7%, lo que puedo decirle querido lector es que el lenguaje corporal no miente, por lo cual los políticos deberán poner mayor interés al estudio integral de los mensajes.

Anuncios

M@rcas Devaluadas (Políticos & Partidos Políticos)

El grado de confianza ciudadana hacia un político es directamente proporcional a lo atractivo, coherente y creíble que sea el partido que lo abandere.

Las marcas políticas (PRI,PAN,PRD,PT,MC,PVEM,PANAL) han ido perdiendo valor, credibilidad y electores, por más optimistas y sobrados que parezcan los candidatos a la presidencia de la república (Josefina Vázquez Mota, Andrés Manuel López Obrador, Enrique Peña Nieto) estos deberán exigir candidaturas ciudadanas para equilibrar las percepciones.

Una marca triunfa si lo que ofrece a sus consumidores es atractivo, benéfico e innovador.

Durante años los electores han buscado un perfil que se posicione como una alternativa a las viejas prácticas, ese que en la leyenda (discursos) no ofrezca “milagros” solo “soluciones”.

Las campañas publicitarias y estrategias de los partidos políticos han fallado, sin duda, por la crisis de valores e identidad que atraviesan los que abanderan y encabezan los proyectos.

Internet, será una herramienta clave en la distribución de los mensajes: Propuestas, Guerra Sucia, Polarización, ya que es un medio con una alta credibilidad ciudadana.

Un click bastará, para difundir una idea.

El fenómeno de las redes sociales se deberá entender como una tendencia y la mayor expresión social, el uso efectivo de estas herramientas y la selección de los emisores es clave para permear en los usuarios.

A pesar de ser un mercado que se manipula generando falsas realidades y con miles de datos relativos, la reacción de los usuarios podría ser la diferencia entre Posicionarse o desplomarse.

Número de seguidores no representa votos, pero las menciones negativas sí impactan de forma contundente en la reputación.

Y sí, el partido que logre re posicionar a su marca como una verdadera opción ante la opinión pública, tendrá un futuro garantizado a largo plazo y contará con muchas mayores posibilidades de ser elegido como opción al votar.

La guerra de los Pitufos #DebatePAN

Un debate no lo gana quien tiene la razón o quién golpetea, lo gana quien sabe sostener mejor sus ideas.

La mesa redonda como herramienta ideal de comunicación, invitaba a la argumentación, elemento que se utilizó para estimular la participación entre los precandidatos Josefina Vázquez Mota, Ernesto Cordero y Santiago Creel Miranda e instarlos a la interacción.

Formato que perdió todo sentido al momento de convertir un intercambio de propuestas, respuestas y soluciones en monólogos fríos, planos y sin ritmo.

Esto acompañado de una imagen del entorno, monocromática, en tonos azules los cuales por excelencia invitan a la relajación, tristeza y depresión visual.

La biomecánica corporal de los precandidatos:

JVM- Exceso de producción en su imagen visual, una sonrisa que genera pérdida de credibilidad, inflexibilidad y rigor facial.
EC- El contacto visual fue pobre ante la audiencia, y constante ante el moderador, esto evoca percepciones de falta de interés, poca contundencia e indiferencia ante los espectadores.
SCM- Exceso de confianza en su lenguaje corporal, una respiración relajada y un rostro con un matiz de ironía, ante un escenario que sabe perdido.

Escenarios positivos:

JVM- Utilizó un lenguaje coloquial de fácil recepción, con palabras asertivas para su audiencia meta como “Mujer, Oportunidad, Familia, Crecer, Paz”
EC- Habla de resultados probados y genera una diferencia al arranque del debate.

Escenarios Negativos:

JVM- Muestra la falta de inteligencia emocional al reaccionar con un lenguaje corporal nervioso y tenso al momento de ser cuestionada por su ausentismo en periodo legislativo.
ECM- Utiliza el ataque y no la propuesta, deja ver el miedo que le genera su adversaria política.

Ante el ataque Josefina Vázquez Mota utiliza un [puente]para recobrar la atención de la audiencia, evitar la pregunta incomoda y enviar el mensaje de trabajo, constancia y resultados.

Es evidente que al hablar de un voto en libertad la precandidata, intenta inclinar la balanza ante el ataque fulminante del aparato Panista, guerra sucia que ha comenzado a circular en las redes sociales y que los medios de comunicación retomaron al destacar el ausentismo de Vázquez Mota como tema medular del debate.