Para PUEBLA lo mejor esta por venir?

“Si quieres miel no des punta pies sobre la colmena”
Proverbio

Los signos de pertenencia son parte fundamental del éxito de toda gran campaña publicitaria o política y en ese sentido las lealtades se refuerzan, la identidad se exalta y todos se vuelcan en un solo sentido.

Las palabras por sí mismas carecen de impacto, el verdadero artífice que dará vida y sentido a todo lo que rodea esa gran frase es el mensajero. RMV no ha venido a decirnos nada que no se haya dicho antes, sin embargo entendió el momento que atravesaba Puebla y supo aprovechar el mal trabajo de imagen y reposicionamiento de su antecesor.

Un bien intangible pero valiosísimo es la reputación, la cual se debe cuidar, alimentar y proteger de todos los estímulos exteriores negativos que surjan. Es importante saber transmitir a los ciudadanos qué estamos haciendo y porqué lo estamos haciendo.

El golpeteo mediático que ha tenido RMV estos últimos días sobre la decisión de traer perfiles que no pertenecen a la entidad poblana ha generado créanme gran disgusto dentro de los poblanos de cepa.

No dudo de la capacidad de ninguno de sus próximos perfiles, pero justamente ahí es donde se debe de trazar una estrategia la cuál minimice los daños colaterales que este manejo de información pueda generar. Insisto no debe de menospreciar ni a los medios poblanos ni el impacto negativo que pueden generarle.

Existe una máxima en comunicación política y es que el futuro no llega el futuro se construye- así que basados en esto, se deberían de ir cimentando los canales correctos de comunicación con la ciudadanía, esa que se generó grandes expectativas de cambio y renovación, minimizando el daño a nivel imagen pública.

Personalmente no dudo en su interés por generar grandes cambios en Puebla, pero si el mensaje no se traza de forma clara, todo girará en torno a lo que los expertos en especulación y rumorología dicten, logrando con esto un desgaste en su reputación.

Ya hemos visto varios mensajes contradictorios y la coherencia en estas épocas de puja por la silla grande es lo único que les dará el aval del pueblo y por ende su refrendo en las urnas.

En las manos de su equipo está generar el mensaje correcto ante los ciudadanos y si no gustan de los canales locales generen los propios, pero no dejen en manos de los simuladores el rumbo de su gobierno, ¡aunque claro! esto es solo un consejo de una pobre poblana.

Anuncios

PAN con lo mismo

“La verdad es más extraña que la ficción”
W. Shakespeare

Todos los estímulos a nivel imagen y comunicación que recibimos durante tres meses de campaña, literalmente se fueron por la cloaca, esa cloaca que creíamos los poblanos estaría por fin sellada, tapada y clausurada.

¡Abre los ojos! Fue un gran slogan para todos los poblanos que habíamos vivido sumidos en el cuatachismo de los políticos, ese sencillo pero impactante slogan, nos generaba una atmosfera de cambio, regeneración, oportunidad y despertar de un Puebla , un Puebla sumido en la pobreza y en la falta de oportunidad.

Ante esta frase que impactaba a las emociones, la opinión pública sufrió una metamorfosis de inclusión, la cual los hizo salir a emitir su voto, un voto que reflejaba el hartazgo, cansancio y desaprobación de un gobierno tirano e ignorante.
Estos meses de transición y especulación, la teoría de la desinformación ha sido la invitada de honor en todos los medios de comunicación, se han generado historias, puestos para las próximas secretarías y enojos dentro del equipo moreno vallista.

Hasta ahí todo parecía un escenario normal, el cual no modificaba en nada la percepción de los ciudadanos ante la imagen pública de RMV.

La vanidad pecado favorito de los políticos, esa vanidad que lleva a la doble moral; bien lo diría el abogado del diablo: vota pero no opines, opina pero siempre a mi favor, critica siempre y cuando sea a la oposición.

Así que en ese sentido, LGC se convirtió en el talón de Aquiles de la Coalición, pasó del acoso y desacreditación de esta figura, a la viabilidad y aprobación todo en “pro” de una reconstrucción Poblana, ¡vaya cambio de mensaje abismal!
El PRI consciente de su papel, sigue y seguirá sacando partido ahora de su “supuesto” rol de oposición en la próxima legislatura, una vez que serán los próximos diputados los que darán paso a esta iniciativa de desaparecer o no a LGC.

Lo que me queda claro es que el PRI está consciente de la necesidad de hacer una reinvención en torno a su imagen pública la cual le regrese la confianza y credibilidad de los ciudadanos rumbo al 2012; rompiendo con la figura de autoritarismo y corrupción, para dar paso a un nuevo perfil de coincidencias, prioridades de estado y soluciones a la economía, un PRI con capacidad de gobierno y voluntad de cambio.

Todo esto tiene dos claras estrategias: Transmitir a los ciudadanos unidad y bienestar por Puebla, además de no cederle el protagonismo absoluto a RMV.

Dicen que en política no basta con comunicar hay que saber cómo comunicarlo y en ese sentido el mensaje que nos han enviado es de continuidad en todos los sentidos.

Y es que con la frase “dice mi mamá que siempre no” el equipo del nuevo gobierno ha salido a defender con uñas y dientes la figura de LGC la cual les dará el poder absoluto dentro de la siguiente legislatura y el PRI ha podido negociar su sobrevivencia en la vida política de Puebla, digamos que ambos ganan, uno transmite una imagen de partido responsable y los otros transmiten la imagen de gobierno conciliador.

El verdadero peligro para RMV es el de caer en contradicciones de cara a la ciudadanía, esa ciudadanía que se ha generado grandes expectativas las cuales tendrá que manejar de forma inteligente y censada.
Pero por el momento el mensaje que nos han enviado es que esto es PAN con lo mismo y que más allá de un verdadero cambio de fondo, solo se harán cambios cosméticos de formas, deben de recordar que lo importante no son las formas sino el mensaje.

Así que para todos los que ya habían hecho sus cartas de Navidad, pidan que nos estemos equivocando y que realmente veamos un verdadero cambio en Puebla. Yo ya la redacté!

AGÛERA.. ESTÁ GÛERO..!!

“El exceso es un defecto”
Leon Bloy

Discreción es lo último que caracteriza al Rector de la BUAP, siempre se ha distinguido por estar en el límite del exceso y el mal gusto.

Enrique Agúera es un ejemplo de lo que en imagen pública denominamos un camaleón, siempre ha intentado adoptar una imagen que lo posicione de acuerdo a sus circunstancias, ha pasado de ser un típico burócrata a un hombre adicto a la ropa de marca, intentando con esto comunicar a sus receptores poder, dinero y acceso a un mundo al cual es difícil entrar, un mundo que los hombres de la burbuja marinista conocen bien y del cual son celosos de sus integrantes, ahora que los tiempos terminan y sabiendo que jugar a ser un niño bien en un mundo de elitistas tiene tiempo de caducidad, ha decidido cambiar completamente su imagen pública.

La promoción constante de sus logros como rector son su mejor estandarte para hacerse publicidad, posicionando su imagen en todos los posibles rincones de México, sin embargo se le olvida que debido al exceso de exposición que sufrió su imagen, todos los receptores se han generado una imagen mental de un rector que hoy nos envía un nuevo mensaje.
Abdicación del pasado y redención con el futuro, pero futuro gobernador.

Un personaje público que rompe con su esquema de percepciones está destinado a sufrir rechazo y poca credibilidad, es simple- alguien que cambia para simular la imagen del nuevo gobernador electo, está claro que carece de personalidad propia y creatividad.

La nueva imagen del rector de la BUAP, parece una mala caricatura emulando a RMV, una imagen que dista mucho del nuevo grupo morenovallista.

Es imposible conseguir una tregua, un pacto de civilidad o un brote de respeto con el futuro mandatario poblano, una vez que se le saboteo su paso por la máxima casa de estudios y evidentemente que emulándolo no lo logrará de ipso facto este perdón.

Sus asesores seguramente creyeron que siguiendo los signos de pertenencia tan importantes en la creación de una imagen, lograrían la empatía y aceptación tan necesarias para Aguera, pero les recuerdo que debido a la morfología de su rostro no debieron hacer ese cambio tan burdo en su imagen, es bien sabido por los asesores que el bigote es un elemento que no entra en los signos de pertenencia de una imagen pública pero el cambio de este se debe de hacer en forma 1/3, no como lo hicieron cambiando, el bigote, el tono del cabello y el lifting evidente de su rostro.

Solo puedo decirles que toda segunda parte es mala y este personaje como segunda parte de RMV no solo es mala y pirata, sino mal diseñada y poco clavada a lo que sus requerimientos naturales pueden aceptar.

La armonía y asimetría son claves para la correcta creación y articulación de una imagen pública, elementos que esta vez se quedaron a la espera de ser invitados.